Tecnofrío 2018 ha sido la III edición del congreso de referencia en el sector de la refrigeración, organizado por la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid y la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración (ATECYR), cuyo objetivo ha sido, analizar la situación actual del sector, tanto frío comercial como frío industrial, así como dar respuesta al futuro del mismo.

El congreso estuvo dividido en cuatro sesiones, la evolución en las técnicas de ahorro de energía en la refrigeración industrial, la gestión y seguridad en la Industria 4.0, el reglamento de seguridad en las instalaciones frigoríficas y la evolución de la aplicación del CO2 en la refrigeración comercial.

El comité organizativo encuadró nuestra participación en la mesa redonda de la segunda sesión, en la que la protagonista fue la Industria 4.0.

¿Qué es la Industria 4.0 en el sector de la Refrigeración Industrial?

En nuestra intervención quisimos dejar claro dos conceptos: uno de ellos fue los datos, el proceso de digitalización al que nos estamos enfrentando todos y cómo convertir esos datos en información. La base de la pirámide de la automatización es la red de campo, es decir, la instrumentación, los sensores. Si disponemos de una base con criterio, después, construir sobre ella será más ágil y eficaz.

Pero, ¿son muchos datos o es información lo que necesitamos? Los sistemas de control e integración son los encargados de transformar esos datos en información, que posteriormente se enviará a los diferentes departamentos de la empresa frigorífica. No necesita recibir la misma información el personal de mantenimiento, calidad o el responsable financiero. Dados los roles que desempeña cada uno, el personal de planta deberá disponer de información a nivel de alarmas de la sala de máquinas, presiones y/o temperaturas, arranques intempestivos de los compresores, etc. El personal de calidad, podrá recibir la lectura de las temperaturas de las cámaras frigoríficas, las temperaturas de los productos, si ha estado dentro de los límites óptimos de funcionamiento, etc. Al personal financiero, deberá reportarle informes a nivel de costes.

El otro concepto en el que quisimos hacer hincapié, que además era uno de los objetivos del congreso, fueron las herramientas de gestión energética. Una de las mayores preocupaciones de las empresas hoy en día de las empresas, es la gestión y consumo de la energía. Con este tipo de software no se ahorrará energía cuando lo instalemos, pero sí conoceremos donde la estamos consumiendo.

Es decir, no se pueden tomar medidas de ahorro energético si no se conoce dónde y cuánto se está consumiendo. Este tipo de softwares van en la línea de la Industria 4.0, ya que integran el control y supervisión de la energía consumida. Se puede agrupar, registrar y visualizar los diferentes tipos de energía en formato de informes, gráficas, etc. Siempre en tiempo real para consultarse en cualquier momento y transmitiendo hacia arriba para su posterior evaluación.

Tenemos que dejar de conformarnos en analizar datos brutos globales y complejos, y buscar lo que nos proporcionan los indicadores clave de rendimiento o de objetivos previamente establecidos (KPI’s), transformando todos los datos recogidos en conocimiento, información.

La Industria 4.0 ha llegado al sector de la refrigeración y va a permitir que dispongamos del control íntegro de nuestras fábricas y una mejor gestión para incrementar su eficiencia energética.

Esperamos haber dejado atrás las dudas de la anterior edición, en el que nadie tenía claro cuáles eran las soluciones del futuro. Nos vemos en la siguiente edición con nuevas y mejoras propuestas.