Me llamo David De Los Reyes Canovas, y he sido consultor de SAP durante los últimos 12 años. Mis áreas de conocimiento son, sobre todo, los módulos de finanzas y controlling. Durante estos 12 años, igual que el resto de “Saperos”, he asistido (y sufrido) muchos cambios, nuevas tablas, nuevos procesos, nuevas transacciones, incluso nuevos módulos. Sin olvidar nuevas tecnologías como la base de datos en memoria y nuevas interfaces de usuario como NWBC primero y ahora los entornos FIORI.

Cuando caminas por la senda de SAP debes elegir el aprendizaje y la capacidad de adaptación como compañeros de viaje si no quieres quedarte en la cuneta a la primera de cambio. ¿El último desafío? Evolucionar de consultor “clásico” a consultor en la nube. No es un camino fácil. Al principio, como supongo que muchos otros consultores, era escéptico porque me habían llegado comentarios del tipo:

“No se puede parametrizar nada”

“Está todo capado”

“Es un prepa…”

“¿Qué vamos a hacer los consultores ahora?”

Ninguno de esos comentarios es del todo cierto ni del todo falso, pero todos son lógicos. Está dentro de la naturaleza humana rechazar los cambios, al menos, mientras estos puedan ser rechazados. Pero hay uno de esos comentarios que es más cierto que los otros, y me refiero a que, como consultores, debemos dar una repuesta a la pregunta ¿y ahora que hacemos?

Los consultores siempre hemos orquestado nuestro poder alrededor del conocimiento técnico: conocer la BAPI, conocer la exit, conocer el BTE, saber debuggar o incluso programar. Si de repente nos quitan todo eso, ¿que nos queda? Es como si nos devolvieran a Kriptón tras pasar 10 años en la Tierra. El rechazo inicial es, por lo tanto, inevitable. Yo ya llevo dos años trabajando en proyectos CLOUD, en la versión MTE (multi-tenant edition). Y quiero compartir con vosotros 5 lecciones aprendidas:

1 – Nunca ofrezcas CLOUD a quien no quiere CLOUD

La nube no es para todo el mundo, tiene una serie de ventajas muy concretas que deben ser apreciadas por el público objetivo al que se dirige y tiene una serie de inconvenientes muy concretos también que ese público objetivo de comprender, aceptar y asumir.

En realidad, las empresas que quieren optar por una instalación Cloud deben pasar un proceso de validación llamado Brand Guardian que garantiza que son candidatos adecuadas para ella.

Si la empresa cliente no apuesta por la innovación continua, la estandarización y la simplificación de sus procesos no es un cliente Cloud.

2 – Conocer el producto que se libera con la solución cloud es esencial

Es necesario invertir tiempo y tener la mente abierta para redescubrir los procesos estándar y para ponerlos en valor. Debemos conocer y entender cada proceso y su por qué. En esto nos puede ayudar mucho esta página. En esta página están colgadas las best practices de todos los procesos perfectamente explicados y también contextualizados con ejemplos de negocio.

3 – Ni todos los procesos son iguales ni todos aportan igual

Muchos clientes y consultores me trasladan su inquietud por saber cómo van a diferenciarse si todos los procesos son estándar. Bueno, dejadme que os diga algo, no será por lo bien calculada que esté tu amortización ni tampoco por lo bien definido que tengas el proceso de pagos por SEPA.

Los procesos importantes, los que aportan valor añadido de verdad, son los que percibe nuestro cliente como tales, en esos debemos invertir y para eso el cloud nos ofrece una herramienta, que se llama SCP, donde se pueden personalizar los procesos que más aportan.

Debemos invertir más en los procesos que más aportan. En el resto de procesos, en los que aportan menos, mejor que invierta otro.

4 – La vista en el horizonte

Precisamente, esta herramienta se caracteriza por la innovación y la mejora continua. Un consultor de Cloud siempre debe conocer el roadmap de SAP, las novedades que se van a ir liberando a un año vista, para eso os puede ser muy útil esta página web, donde se van liberando esas mejoras según avanza el calendario.

Si no invertimos en mantener los procesos que no nos aportan podemos invertir en integrar cosas que sí lo hacen- ¿Qué tal machine learning?¿O análisis predictivo?¿O nuevos KPI? Por cierto, estos últimos, así como multitud de informes, se pueden crear de forma sencilla mediante las CDS (Core Data Services).

5 – Conoce la metodología de implantación y trabaja codo a codo con SAP

En una implantación Cloud la metodología lo es todo, eso y conocer y trabajar con SAP. Siempre debemos trabajar siguiendo la metodología ACTIVATE para Cloud, que también podemos encontrar aquí.

En esta metodología se estructuran las diferentes etapas de la implantación, la documentación necesaria, los puntos de colaboración con SAP e incluso consejos para afrontar reuniones complejas en el ámbito de la adaptación al estándar.

Debemos conocer y aprovechar toda la documentación que SAP pone a nuestra disposición y que se actualiza cada 3 meses con cada nuevo upgrade.

Para terminar, una reflexión. Creo, y siempre he creído, que un consultor es resultado de sus mentores, su experiencia y su actitud. Cuando yo empecé no tenía experiencia, pero sí actitud y también suerte, suerte con los mentores que me asignaron y que me inculcaron una predisposición natural a utilizar procesos estándar. En palabras de uno de esos mentores:

“Un buen consultor es capaz de adaptar el sistema para que se comporte como dice el cliente, pero un consultor munífico es capaz de transmitir al cliente los procesos estándar y ponerlos en valor, para que en última instancia sea el cliente el que elija adaptarse al sistema.”

Quizá por esa predisposición cuando comienzo a escuchar “Public Cloud” no me asuste demasiado.