Las Pymes se encuentran en una desventaja respecto a otras empresas en la aplicación  y puesta en marcha de la Transformación Digital debido a la falta de recursos económicos, infraestructuras y gestión de los cambios. Esta es la conclusión que expone Alvaro Carrillo de Albornoz, presidente de eAPyme, en el informe publicado a finales del mes pasado, dedicado a la Transformación Digital en las Pymes y autónomos españoles en el año 2017.

Según este informe, publicado en colaboración con ESADE, “las Pymes y los autónomos consideran el acceso a internet la TIC más crítica, ya que los problemas de conectividad o de capacidad dificultan su trabajo”. Indica, además que las pequeñas y medianas empresas entienden el valor que las TIC aportan a su trabajo y que a lo largo de los últimos años, han ido implementando poco a poco la digitalización en su empresa. Pese a esto, denuncian que la conectividad y el servicio de internet en España “no siempre cubre todas las áreas donde operan las pymes y los autónomos, lo que les provoca pérdidas de productividad”.

Las tecnologías móviles son otro de los pilares básicos para el trabajo en una pyme, según el estudio, y éstas son conscientes de su valor y posibilidades de aplicación en su día a día.

Análisis de datos, automatización y trazabilidad

Según el informe, “las pymes y los autónomos parece que comienzan a comprender la importancia que el análisis de datos puede tener para ellos” y admiten que “desde un punto de vista interno, se reconoce que las TIC mejoran y facilitan el trabajo y agilizan los procesos y la operativa diaria, puesto que con ellas se consiguen mejoras de productividad y trazabilidad. Este aspecto es crítico en algunos subsectores como el de la industria alimentaria. Y el sector de la logística se plantea la necesidad de automatizar determinados procesos”.

Importancia de los clientes

Las pymes españolas presentes en el Informe sobre Transformación Digital, consideran que el cliente es especialmente importante y el trato con él mejora cualitativa y cuantitativamente gracias a las nuevas herramientas. Resaltan “la capacidad de obtener mayor información y facilitar una comunicación más directa y más rápida para así brindar la máxima personalización en los servicios ofrecidos al cliente. También se valoran las TIC como instrumentos que permiten conocer mejor los mercados, sus segmentos y su valor potencial”.

Software de empresa

Las pymes y los autónomos utilizan aplicaciones específicas de sus sectores y subsectores, herramientas ofimáticas y de comunicación, aplicaciones de gestión (programas de contabilidad, ERP y CRM), bases de datos, páginas web, aplicaciones para la mejora de la productividad y antivirus.

Además, y siempre siguiendo los datos publicados en el informe, Las pymes y los autónomos utilizan todas aquellas aplicaciones que les ayudan a incrementar su productividad: aplicaciones para compartir archivos en la nube, certificados digitales, gestores documentales, RFID, tratamiento de imágenes y todas aquellas que faciliten la movilidad.

Seguridad

Las pymes y autónomos españoles empiezan a tomar conciencia d ela necesidad de implantar un buen sistema de seguridad interna y ciberseguridad en sus empresas. Según el estudio, y especialmente tras los ataques de malware y la popularización del bitcoin, las empresas “empiezan a ser conscientes de que es necesario establecer protocolos y medios, aunque reconocen que, debido a su complejidad e importancia, se necesitan proveedores especializados que la gestionen”.

Y no solo en materia de ciberseguridad: la seguridad de los datos de una empresa cobra valor y se empieza a buscar soluciones más allá de las copias de seguridad.