Las cámaras termográficas se están posicionado como grandes aliadas para controlar la temperatura en los accesos a zonas de oficinas o comercios. Pero si bien está claro su valor preventivo para controlar la temperatura de aquellos que acceden a lugares concurridos, no podemos olvidar que la captación de imágenes, incluso cuando no se graban, de aquellas personas que quieren acceder a un edificio tiene una incidencia en materia de protección de datos.

Además, la temperatura corporal es un dato relativo a la salud de las personas y por tanto debe cuidarse con el máximo rigor, tal y como ya ha alertado la Agencia Española de Protección de Datos en un reciente comunicado.

En cualquier caso, la recogida de datos de temperatura debe regirse por los principios establecidos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y, entre ellos, el principio de legalidad. Esto significa que este tratamiento debe basarse en una causa legitimadora de las previstas en la legislación de protección de datos para las categorías especiales de datos (artículos 6.1 y 9.2 del RGPD).

Cámaras termográficas para volver a la oficina

En el entorno laboral, la posible base jurídica podría encontrarse en la obligación que tienen los empleadores de garantizar la seguridad y salud de las personas trabajadoras a su servicio en los aspectos relacionados con el trabajo. Esa obligación operaría a la vez como excepción que permite el tratamiento de datos de salud y como base jurídica que legitima el tratamiento.

Sin embargo, y adicionalmente, el RGPD requiere también en estos casos que la norma que permita este tratamiento ha de establecer también garantías adecuadas. Dichas garantías habrán de ser especificadas por el responsable del tratamiento.

Cómo garantizar el cumplimiento normativo

¿Qué puedes hacer para garantizar la protección de datos si usas una de estas cámaras, ya sea en un negocio, en un edificio de oficinas o cualquier otro entorno? Te aconsejamos que sigas los siguientes pasos:

  • Actualiza el registro de actividades de tratamiento.
  • Informa de que la cámara está siendo usada.
  • Analiza las necesidades de evaluación de impacto en materia de protección de datos (EIPD).
  • Realiza la EIPD si el análisis es positivo o de riesgo.
  • Establece un protocolo de cesión de datos y otro de atención al derecho a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento automatizado.
  • Adecúa las medidas de seguridad conforme al artículo 32 del RGPD.
  • Establece procedimientos para el tratamiento de datos conforme al artículo 5 del RGPD.

Derechos y garantías

Cuando usamos este tipo de sistemas, es muy importante recordar que los afectados siguen manteniendo sus derechos de acuerdo con el RGPD y siguen siendo de aplicación las demás garantías que el Reglamento establece, si bien adaptadas a las condiciones y circunstancias específicas de este tipo de tratamiento.

En ese sentido, debieran considerarse, entre otras, medidas relativas a la información a los trabajadores, clientes o usuarios sobre estos tratamientos (en particular si se va a producir una grabación y conservación de la información), u otras para permitir que las personas en que se detecte una temperatura superior a la normal puedan reaccionar ante la decisión de impedirles el acceso a un recinto determinado (por ejemplo, justificando que su temperatura elevada obedece a otras razones). Para ello, el personal deberá estar cualificado para poder valorar esas razones adicionales o debe establecerse un procedimiento para que la reclamación pueda dirigirse a una persona que pueda atenderla y, en su caso, permitir el acceso.

Es igualmente importante establecer los plazos y criterios de conservación de los datos en los casos en que sean registrados. En principio, y dadas las finalidades del tratamiento, este registro y conservación no debieran producirse, salvo que pueda justificarse suficientemente ante la necesidad de hacer frente a eventuales acciones legales derivadas de la decisión de denegación de accesos.

Te ayudamos

Si estás pensando en instalar una de estas cámaras termográficas o ya dispones de ella, pero tienes dudas de haber seguido correctamente todos estos pasos, recuerda que en Sothis queremos ayudarte a impulsar tu negocio también a través de la asesoría en materia de protección de datos gracias a nuestro departamento especializado en Gobierno y Seguridad de la Información.

Cuéntanos tu caso y te ayudaremos.