Comenzamos el año. No hay mejor época para proponernos desafíos y buenos propósitos para el futuro. Es el mejor momento para plantearnos un reto: la digitalización de nuestra empresa. Dar ese salto al vacío y entrar en esa corriente que, o nos lleva a la primera clase o nos arrastra como una barca a merced de la corriente.

Debemos usar la cabeza, buscar buenos consejeros que tengan los pies en el suelo y la cabeza bien amueblada.

Dejarnos de cantos de sirenas y soluciones que nos dejan a medias o con grandes limitaciones. Una vez que se abre este melón, las posibilidades son infinitas, y por eso debemos saber elegir un buen compañero de viaje, que sea capaz de satisfacer las necesidades a corto y a largo plazo.

¿Qué hacer para sumarse a la Industria Conectada?

Debemos saber lo que realmente nos importa, nuestras necesidades reales y objetivos para no entrar en un maremágnum de datos inservibles que no nos dejarán ver lo realmente importante.

Debemos ser conscientes de lo que tenemos, disponer de un inventario de equipos, así como de sus características para saber cómo atacarles. Debemos ver también todas las opciones que existen en el mercado en comunicaciones o monitorización para la toma de datos como entradas / salidas, antes de llegar con un hacha y acabar con estos equipos. Al monitorizarlos sabremos si realmente son rentables y si nos sirven para nuestros procesos o nos sirven para leña. Para leña siempre nos valdrán. Esta podría ser la parte más delicada pero la más productiva del reto. De estos datos saldrá el valor real de donde estamos y, con ello, podremos saber cuánto margen de mejora tenemos.

Monitorizar los equipos en la planta: sistemas de supervisión y gestión de producción

Estos equipos serán nuestros cinco sentidos en la planta. Vigilan, toman la temperatura, la presión, detectan los gases. Serán los que nos muestren el estado real de la fábrica, cómo poder anticiparnos a un resfriado, antes de que pase a neumonía informando a los sistemas de supervisión y gestión.

Los sistemas de supervisión y gestión de producción, con todos los datos facilitados por los equipos de planta, serán capaces de tomar las mejores decisiones en todo momento para el correcto y más productivo funcionamiento de todos nuestros procesos. Por eso recalcar la importancia de tomar bien esos datos, tanto en cantidad como en calidad. Debemos conocer perfectamente nuestros procesos productivos para saber lo que queremos y necesitamos, así como el mejor lugar para la toma de estos datos.

Estos sistemas de supervisión y gestión de producción, deben ser abiertos y cumplir estándares internacionales para poder certificar todos nuestros procesos de cualquier clase que sean.

Con estos sistemas integramos de forma bidireccional la capa de gestión empresarial con la capa de gestión de producción.

Nos dan:

  • Velocidad
  • Flexibilidad
  • Calidad
  • Eficiencia

El sistema de gestión de producción:

  • Es el único repositorio de fichas de producto.
  • Optimiza la productividad de los activos en planta incrementando la eficiencia de los equipos
  • Nos identifica y resuelve los problemas gestionando los tiempos de marcha y paro de máquinas para los cálculos de KPI´s y gestión de alarmas.
  • Permite la monitorización energética de la planta.
  • Realiza la trazabilidad del producto y del proceso, incrementando la calidad.
  • Permite la integración de órdenes de compra, expedición y transporte con el ERP.
  • Facilita la genealogía del producto completa, directa e inversa.
  • Está integrado con las capas de control PLC´s / DCS´.
  • Ayuda a la estandarización de productos y procesos.
  • Realiza la gestión de recetas.
  • Es capaz de saber si nuestro producto o nuevo producto cumple la normativa en otros países.
  • Realiza la planificación y secuenciación de nuestra producción de una forma finita, dando una mayor fiabilidad de la planificación, visualizando los problemas eventuales y la toma de decisiones anticipada, disminuyendo los stocks y los tiempos de fabricación

Estas, junto a muchas otras, son las mejoras que podremos conseguir si asumimos este reto.

El reto de la digitalización

En Sothis, nos consideramos los perfectos compañeros para acompañarles en su viaje y hacer que este sea de primera clase.