“Caminante no hay camino se hace camino al andar”, permítanme que empiece esta entrada de blog con un verso uno de nuestros escritores más universales, Antonio Machado, y que es válido para cualquier ámbito y contexto humano, societario o empresarial

El contexto en el entorno actual tecnológico es apasionante, sin lugar a dudas como muchos intelectuales vaticinan estamos ante los albores de una nueva edad para la humanidad (http://www.overcomingbias.com), atrás estamos dejando nuestra querida edad contemporánea y poniendo los cimientos de una nueva edad, en la que la inteligencia artificial y la biotecnología se postulan como algunas de las bases de cambio hacia esta nueva era.
La inteligencia artificial la podemos entender y aplicar de muchas formas, quizás una de las pioneras y más conocida sería que un ordenador o robot fuese capaz de comportarse como un ser humano. Ese fue uno de los primeros pasos, intentamos hacer ordenadores que se pareciesen a un ser humano en cuanto comportamiento y razonamiento, y lo conseguimos, interesante es el “Test de Turing” de Alain Turing o el primer robot , “Tortugas”  de Grey Walter. Y todo esto paso sobre el año 1950….
Es fácil imaginar las ventajas competitivas que nos aporta este tipo de inteligencia orientada a la realización y automatización de tareas que hacíamos de forma convencional antaño, ya no interpretamos mapas sino nos dejamos guiar por nuestro GPS, ya no buscamos conocimiento en enciclopedias sino en internet.
Casi nadie se cuestiona ya la adopción de la inteligencia artificial en su día a día personal o en el de sus hijos y familia.


A través de dispositivos de altas prestaciones (como tablets Apple, o sistemas virtuales red social como Facebook o app como Spotify ) tenemos asumido que hay que estar al día en el uso de la tecnología que tenemos a nuestro alcance ya que si no la brecha tecnológica entre nosotros y otros iguales generacionales o con nuestros hijos puede ser tan grande que nos lleve a la obsolescencia o a la incomunicación.
Tenemos asumido que si queremos estar comunicados e integrados con nuestros iguales e hijos tenemos que tener un teléfono inteligente con GPS, cámara, redes sociales, etc., etc., etc….a expensas de saber que nuestra privacidad está en entredicho y/o que mensualmente tenemos que pagar porque nos mejoren el servicio…
Y en el ámbito empresarial, ¿qué pensamos?, ¿qué aplicamos?…Tenemos que entender que la inteligencia artificial es ya una realidad aplicada a los sistemas empresariales desde hace años en sistemas de trading, meteorológicos, redes sociales, bi, sgas, crm, erps
Además como en nuestro ámbito privado confiamos en terceros como Amazon, Google que nos prestan servicios online y que pagamos tenemos que asumir que la inteligencia artificial en la empresa nos la proporcionara una empresa especializada a través de servicios.

Lo que tenemos que pedir es una inteligencia artificial disponible y con mejoras continuas, que permita a nuestra empresa estar a la vanguardia y bien comunicada con clientes, proveedores, empleados, con el objetivo de asegurar su continuidad.
SAP con sus soluciones y servicios cloud  nos proporciona disponibilidad de servicio 24×7 y paquetes de mejora trimestrales, tecnología que se postula como base para una nueva inteligencia.
A nivel de proceso nos ofrece las siguientes soluciones cloud:
• SAP S4H –> para los procesos centrales de gestión empresarial.
• SAP C4H –> para los procesos comerciales, marketing, ecommerce.
• SAP SAC –> para reporting, planificación o análisis predictivo.
U otras soluciones con una mayor orientación hacia la persona o colectivos y no del proceso empresarial en cuestión (más inteligente):
• SAP SSFF –> para la gestión de empleados en entorno colaborativo.
• SAP ARIBA –> para la gestión de proveedores con procesos de subasta.

Utilizar estas herramientas en cloud permiten desplegar proyectos en nuestras organizaciones en pocas semanas, si pocas semanas, y ver el impacto de esta nueva inteligencia en las siguientes pocas semanas de la implantación al mismo tiempo que SAP nos proporciona de forma continua mejoras cuya aplicación en el día a día se realiza de forma automática y continua.
El coste, un nuevo gasto mensual con apenas consumo de recursos internos y sin necesidad de alta capacitación tecnológica de los mismos…Este nuevo coste nos proporciona a la empresa más información, comunicación, agilidad y función, en definitiva mayor inteligencia.
A nivel de proyectos TI si comparamos como estábamos hace quince años con proyectos de TI anuales o bi anuales y sin la capacidad de medir el resultado en el negocio y los costes externos e internos que tenían, nos daremos cuenta de que vale la pena dar nuestro primer paso al cloud y empezar a utilizar esa inteligencia que nos proporciona SAP y que nuestra competencia está ya utilizando.
Por cierto, ¿recuerdas dónde guardabas tu correo electrónico hace 15 años? ¿y ahora dónde lo guardas?
Sin duda un cambio de mentalidad y que mis compañeros nos explican.
En Sothis este camino lo tenemos claro y hemos dado nuestro primer paso, grande y firme: migramos nuestro SAP ERP on promise a la nube de SAP con su erp cloud SAP S4H y compartimos nuestra experiencia aquí.
Disfruta del viaje a la nube con Sothis!!!