Te explicamos algunas de las principales características de la cadena de bloques y los usos que se le pueden dar dentro de la industria

Entiendo el blockchain como una de las tecnologías habilitadoras en la Industria 4.0 y la Transformación Digital de las compañías, en este artículo detallamos las principales propiedades de la tecnología blockchain y sus posibles usos en la industria.

¿Qué es blockchain?

Una red blockchain es un libro de contabilidad digital alojado por una red descentralizada punto a punto (P2P) que almacena un registro digital de transacciones conocidas como “bloques” discretos que están unidos criptográficamente a través de una “cadena” de información, por eso la definición de blockchain del inglés “cadena de bloques .

El blockchain es una tecnología de registro contable para reconocer transacciones entre dos o más partes. Debido a que la cadena de bloques existe en una red P2P descentralizada, los riesgos típicos que vienen con el almacenamiento de datos en una ubicación central (como un servidor o centro de datos) no se aplican. Cuando se agrega un nuevo “bloque” a la cadena de bloques, se vincula al bloque anterior, asegurando que la cadena nunca se rompa y que cada bloque se grabe permanentemente.

Además, cualquier cambio solo se puede aplicar con el consenso de todos los participantes en la red. Juntos, todos estos atributos hacen que las cadenas de bloques sean depósitos de datos extremadamente seguros y precisos.

La seguridad implícita en el modelo

La seguridad implícita es un aspecto muy interesante en blockchain y uno de sus motivos de este éxito. Imaginemos un grupo de personas que disponen de una libreta cada persona, en esta libreta anotan los movimientos que cada persona relativos a un elemento común entre ellos. Cuando se añade un movimiento nuevo todos los miembros del grupo lo añaden a la libreta.

Si se modifica un elemento o un “extraño” intenta modificar o agregar uno, automáticamente se comparan todos los elementos del grupo y si es diferente este se invalida. De esta forma, la seguridad de la información se mantiene entre todos los elementos del grupo, ya que para comprometer los datos un atacante requeriría de una mayor potencia de cómputo y presencia en el grupo que el resultante de la suma de todos los integrantes del mismo.

¿Dónde se almacenan los datos?

Las transacciones se almacenan en el libro contable de una forma cronológica y se registran como una serie de bloques, cada uno de los cuales hace referencia al bloque anterior para poder formar la cadena. Este libro se reparte por varios nodos y cada nodo guarda una copia completa.

Este libro es accesible por todos los miembros del grupo por lo que no necesitamos la figura propietario de la información.  A estas transacciones o acuerdos entre las partes también se les conoce como contratos inteligentes o “Smart Contracts”.

¿Qué se guarda en cada bloque?

Realmente no guardamos la información en sí en los bloguqes, porque la información suele estar en otro medio. Pero en general, esa información puede distinguirse en tres tipos:

  • Información sobre la transacción (fecha, hora, moneda de pago, importe, enlace al producto)
  • Elementos sobre quién ha participado en la transacción (nombre, firma digital, nombre de usuario en la red…)
  • Información sobre el bloque o código único llamado “hash”, para que en caso de que se repita la misma transacción el bloque sea único.

¿Qué es Ethereum?

Ethereum es una plataforma open source sobre la que se pueden realizar este tipo de acuerdos entre las partes, los llamados Smart Contracts que intervienen en ellas. Cualquier programado puede desarrollar aplicaciones que realicen estos contratos inteligentes en esta plataforma.

Ethereum funciona de manera descentralizada a través de una máquina virtual llamada Ethereum Virtual Machine (EVM).

Los programas que realizan contratos inteligentes son escritos en lenguajes de programación de alto nivel de tipo Turing Comlete, como Solidity, que siguen la metodología de diseño por contrato para crear los contratos inteligentes.

Etherum es una plataforma, pero hay muchas más: Tezos, NEO, Zilliqa, EOS, Cardano, Ardor, Waves, NEM, Ripple

¿Qué es un token?

Un token es un objeto similar a una moneda, pero carece de curso legal. Quizás el token más conocido es el Bitcoin, catalogado como criptomoneda, aunque en la actualidad hay más de 2500 criptomonedas y más de 13000 tokens diferentes.

Antiguamente estos tokens eran objetos de intercambio, vales, etc., pero en la actualidad se han convertido en tokens criptográficos y son los que se generan al hacer un Smart Contract.

En el caso de Etherum, se usa como token Ether (ETH), que puede ser usado en las transacciones.

¿Para qué usamos el blockchain?

Aunque las cadenas de bloques son una tecnología relativamente nueva, se espera que agilicen y aceleren los procesos comerciales, aumenten la seguridad cibernética y reduzcan o eliminen la necesidad de verificación por parte de terceros en múltiples industrias en los próximos años.

Con blockchain, los fabricantes pueden crear redes confiables que mejoren las cadenas de suministro, protejan mejor la propiedad intelectual y trabajen con tecnologías avanzadas como impresión 3D, microrredes y vehículos autónomos.

Algunos de los principales usos son:

  • Trazabilidad. Un uso muy extendido del Blockchain es la trazabilidad, porque nos permite obtener información en tiempo real sobre las operaciones realizadas. Los nodos serían los que intervienen en esa fabricación o transporte del material. Los Smart Contracts funcionan como registro de un proceso en el que están implicadas las empresas, que comparten y certifican paso a paso una sucesión de hechos.
  • Calidad. Un caso muy parecido al de la Trazabilidad es asociado a la Calidad, no solo para garantizar y certificar que esta calidad se está cumpliendo, sino para que, en caso de un problema de calidad o una alerta sanitaria, poder identificar a qué elementos afecta esta alerta e incluso la ubicación del producto final. También los Smart Contracts irían asociados a registro de procesos.
  • Compraventa. En este caso tenemos el ejemplo de Siemens, e-ing3ni@, una plataforma de blockchain para transacciones energéticas entre productores y consumidores domésticos. En este caso los Smart Contracts serían la reserva de energía y el precio al que se ha realizado.