La colaboración, como parte esencial de la redefinición del puesto de trabajo, está siendo objeto, por parte de las principales compañías TI, de una especial dedicación, esfuerzo e inversión en generar productos que se integren en las organizaciones para aumentar la productividad de sus equipos de trabajo.

Repasando la definición lingüística de Colaboración:

 En tecnología, el término “colaboración” se utiliza en el sentido de incrementar la productividad y el trabajo en equipo utilizando tecnologías de información.

Durante el pasado año se ha visto reflejado esta inversión con la apuesta de Microsoft en Teams, la aparición de Slack Empresarial y otros. El concepto está madurando y las diferentes opciones de los distintos fabricantes se preparan para un 2018 con el objetivo claro de captar más usuarios.

A pesar de ser un mercado cada vez más competitivo, la adopción integrada a gran escala de herramientas de colaboración a nivel empresarial aún está por desarrollarse. La gran mayoría de empresas no tienen definida una política de uso dentro de sus organizaciones y lo más habitual es que distintos departamentos usen distintas herramientas colaborativas o ninguna.

Conforme avance la comprensión de que la colaboración y la necesidad de adaptar el puesto de trabajo al entorno disruptivo en el que nos encontramos los administradores de TI tendrán que adoptar una estrategia para integración de herramientas como las que estamos hablando evitando la diversidad y fomentando un estándar dentro de las organizaciones.

La principal baza para las inversiones en herramientas colaborativas es que las empresas están observando que conectar sus equipos y facilitar el intercambio de información e ideas están produciendo beneficios económicos debido al hecho de haber impulsado movimientos estratégicos en este sentido.

Chat en grupo como el centro de la productividad de la oficina

Una de las principales tendencias que surgió en el último año es que el chat en grupo se está convirtiendo rápidamente en el centro de la productividad.

“Ven el valor, ven que colaborar en el contexto de un espacio de equipo es mucho más fácil que tratar de usar el correo electrónico”, indica Irwin Lazar, vicepresidente y director de servicios de Nemertes Research,  “Es mucho más intuitivo y se alinea con las necesidades de los trabajadores móviles. El contexto de poder conversar dentro de un espacio reservado para un tema específico, en lugar de tener que tener todo sentado en su bandeja de entrada, es simplemente una manera mucho mejor de trabajar”.

Algunas de las principales aplicaciones actuales

Microsoft Teams: La herramienta de colaboración del fabricante de Redmond está tomando impulso, durante este año asimilara como suya Skype for Bussines haciendo que esta última desaparezca como tal. Por otro lado, el hecho de ser gratuita con el licenciamiento E3 y E5 de Office 365 hacen de Teams una opción a tener muy en cuenta y sus competidores lo saben.

Slack: Su principal objetivo es posicionarse como herramienta para entorno empresariales de entidad. Su crecimiento es innegable:  En septiembre, la compañía anunció que tenía seis millones de usuarios activos diarios (en comparación con los cinco millones en enero) y 200 millones de dólares en ingresos anuales.

Este chat grupal proporciona un gran abanico de integraciones.

Es baza en la que piensan competidores de Microsoft en otros ámbitos como Oracle, SAP, Salesforce etc.

Workplace by Facebook: Un año después de su lanzamiento oficial, Workplace  es utilizado por 30 mil compañías. Esa lista incluye al gigante minorista Walmart, una importante victoria s anunciada en septiembre pasado, y Virgin Atlantic.

La aerolínea utilizo Workplace  en un intento por mejorar el intercambio de información entre el personal de primera línea y los altos ejecutivos. Actualmente sirve principalmente como una intranet para las comunicaciones internas, aunque la compañía planea integrar otras aplicaciones y procesos. Cuenta con una adopción del 70% .

Google: Google anunció su propio competidor de Slack este año, ya que dividió su plataforma de Hangouts en dos productos : Meet, una herramienta de videoconferencia dedicada, y Chat, que admite conversaciones grupales y enlaces a archivos de G Suite.

Plataforma Spark (Cisco): El fabricante líder en comunicaciones nos presentan un entorno basado en un app central basa en la nube, donde su lema Meet-Message.Call es el eje vertebrador de una solución donde la experiencia en comunicaciones de este gigante se deja notar.

Imagen Cisco Spark

Otros:  como Stride, Zoho Cliq donde la influencia de Slack se hace patente en su diseño del entorno gráfico.

¿Cuál implantamos? Una pregunta con difícil respuesta… o quizá no.

Con tantas opciones y características en marcha o en evolución, las organizaciones que buscan una plataforma de colaboración única pueden tener que tomar algunas decisiones difíciles.

Por un lado, muchas aplicaciones de colaboración están buscando las características que le permitan diferenciarse de las demás.

Esto hace que mes a mes estas características cambian, por lo el valor principal para elegir unas u otras es la visión que marca cada fabricante y que tiene que estar alineado con las necesidades de cada organización.

Y aquí Microsoft está dando pasos cada vez más firmes principalmente porque comentaba en líneas atrás: ¿Por qué pagar otra suscripción empresarial si con la que se paga en O365 ya me incluye una solución colaborativa?

Así Microsoft da que pensar en dos vertientes a la hora de decidirse:

Uno es el coste como hemos visto, el otro viene derivado porque los equipos de Teams están totalmente integrados en Office 365 por ejemplo:

Puedo entrar en un espacio de equipo y mirar un documento en el que mi equipo está trabajando y editarlo directamente dentro de ese espacio de equipo. Mientras podemos estar chateando o si lo necesitamos podemos en un clic establecer una llamada o meeting entre nosotros.

Ante esto Slack o Spark y realmente el todos los demás poco pueden hacer ya que si Office domina la colaboración en documentos Office difícilmente podrán quitarle que la colaboración entre equipos se integre con Microsoft Teams.